Bienvenido, Invitado


Inicia sesion

Inicio » Noticias » El Hospital de Sant Joan adquiere una máquina para mejorar la viabilidad de los órganos de donantes a corazón parado
El Hospital de Sant Joan adquiere una máquina para mejorar la viabilidad de los órganos de donantes a corazón parado
El Hospital de Sant Joan adquiere una máquina para mejorar la viabilidad de los órganos de donantes a corazón parado
El equipo ECMO es un sistema de circulación extracorpórea que mantiene en normotermia y oxigenación los órganos procedentes de donantes en asistolia
07-03-2017

La Unidad de Coordinación de Trasplantes del Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant, adscrito a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, cuenta con un nuevo equipo denominado ECMO (oxigenador de membrana con circulación extracorpórea), que se acaba de presentar en el centro a los profesionales involucrados directa o indirectamente con la donación de órganos. Con la adquisición de esta máquina se pretende mejorar la viabilidad de los órganos extraídos en el marco del programa de donación a corazón parado.

En la actualidad, se emplean diferentes técnicas de preservación de los órganos para minimizar el daño en éstos. El mantenimiento de la viabilidad de los órganos desde su extracción del donante hasta el trasplante en el receptor es un factor crucial para optimizar la función y la supervivencia del injerto y, por ende, para el éxito del futuro trasplante. "Por lo que respecta a la donación en asistolia en nuestro centro, las extracciones de órganos y tejidos se realizaban hasta ahora con perfusión fría, lo cual ha dado buenos resultados en los pacientes receptores, pero se ha demostrado que la realización de extracciones mediante normotermia y oxigenación mejora aún más la preservación de los órganos. Por ello, el Hospital ha adquirido este dispositivo ECMO, que supone un sistema de recirculación de la sangre, conservando el órgano a temperatura ideal e intercambio gaseoso correcto", según responsables de la Unidad de Trasplantes.

Este sistema se acaba de presentar a los profesionales implicados en la donación, mediante un taller práctico, que ha contado con la presencia de diferentes expertos en su funcionamiento, como son Yolanda Díaz, intensivista del Hospital del Mar de Barcelona; Francés Gordó, responsable del departamento médico de Cardiolink; Roberto Rodríguez, responsable de Xenios, y Juan Ruiz, director nacional de Cardiolink.

Asimismo, conviene recordar que la Unidad de Trasplantes de Sant Joan es referencia en la provincia de Alicante en la donación a corazón parado o en asistolia no controlada (cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias). Fue la primera Unidad de la Comunitat en poner en marcha un programa de donación de órganos a corazón parado en el año 2010, como estrategia que permite ampliar el número de donantes, ante el descenso de la donación en muerte encefálica. Tradicionalmente, este tipo de donación en asistolia, que presenta una elevada complejidad logística con la intervención de muchos profesionales y unos tiempos muy marcados, había estado presente en ciudades de mayor tamaño poblacional, pero esta experiencia, junto a la de Granada, demostró que es viable en ciudades de pequeño o mediano tamaño, suponiendo un punto de inflexión en el campo de la donación de órganos.

Aumento de la actividad

Durante el año 2016 la Comunitat experimentó el mayor número de trasplantes de órganos sólido de su historia, con 491 trasplantes, y 345 de córneas. El Hospital de Sant Joan, que realiza actividad extractora de órganos y tejidos y trasplantadora de córneas, se ha convertido en uno de los máximos responsables de estos datos, debido a la importante actividad en la donación, que durante el año 2016 aumentó un 14% con respecto al año anterior, adaptándose a las nuevas necesidades como centro de excelencia.

Estos datos se han expuesto en la reunión de coordinadores de trasplantes de la provincia de Alicante, que este año se ha celebrado en el Hospital de Sant Joan. Así, en 2016 el número de extracciones fue de 30 riñones, tres hígados, cuatro pulmones, 104 piezas osteotendinosas y 97 córneas, procedentes de cuatro donantes en muerte encefálica, 12 fallecidos por asistolia no controlada y 32 defunciones en el hospital.

Por último, hay que destacar que esta actividad de donación de órganos es posible gracias a la sensibilidad y la implicación de las familias de los donantes, que ejercen el derecho del fallecido a la donación.

Compartir en Facebook Twittear Compartir en Google Plus Comparte este video en Linkedin
Patrocinador
Visualizaciones: 275