Notice (8): Undefined index: descripcion [APP/View/Layouts/noticiaindividual.ctp, line 11]"> Canalenfermeria - Un proyecto liderado por el Hospital General de Elche reduce un 60% las infecciones quirúrgicas
Inicio » Noticias » Un proyecto liderado por el Hospital General de Elche reduce un 60% las infecciones quirúrgicas
Un proyecto liderado por el Hospital General de Elche reduce un 60% las infecciones quirúrgicas
Un proyecto liderado por el Hospital General de Elche reduce un 60% las infecciones quirúrgicas
El objetivo es mejorar la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes quirúrgicos mediante medidas que previenen infecciones quirúrgicas
08-06-2017

Por segundo año consecutivo, el servicio de Medicina Preventiva del Hospital General de Elche informa de un importante descenso en las infecciones quirúrguicas como resultado de la puesta en marcha del protocolo de 'Infección Quirúrgica Zero', un proyecto nacional  consultar aquí , que tiene como objetivo general mejorar la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes quirúrgicos por medio de la aplicación de una serie medidas preventivas frente a las infecciones quirúrgicas.

 

A pesar del gran avance de las técnicas usadas en cirugía de los países desarrollados, las infecciones quirúrgicas son uno de los eventos adversos más graves y frecuentes que sufren los pacientes, afectando al menos a 1 de cada 20 pacientes operados y ocasionando graves complicaciones y enormes costes.

 

El Protocolo Infección Quirúrgica Zero perseguía reducir en, al menos un 20%, las infecciones quirúrgicas. Sin embargo, tras implantarlo de forma pionera en España en 2013, el hospital el Hospital General Universitario de Elche ha alcanzado una reducción de las infecciones quirúrgicas de un 57% en 2016.

 

El coordinador del proyecto en el que participan decenas de hospitales públicos de todo el territorio español, es Juan Francisco Navarro, jefe de Sección de Medicina Preventiva del Hospital General de Elche.

 

Beneficios para el paciente y el sistema sanitario

 

Los resultados en 2016 sobre una serie de 938 pacientes seguidos son una tasa global de infección quirúrgica del 3,8%, lo que representa una efectividad preventiva del 57% respecto a los años anteriores a la aplicación del protocolo. Estos datos consolidan la aplicación del protocolo en el hospital y son fruto del esfuerzo de todos los servicios quirúrgicos y de Anestesiología.

 

Juan Francisco Navarro explica que "casi todas las intervenciones mejoran sus resultados respecto al riesgo de infección, habiéndose conseguido en Traumatología tasas por debajo incluso del 1% en prótesis de cadera y del 1,7% en osteosíntesis. 

 

En Cirugía Digestiva se han conseguido reducir en un 79% las infecciones sobre recto y se mantiene una buena evolución en la infección quirúrgica de colon. Estas medidas preventivas se han aplicado en 2016 a la práctica totalidad de las 6.000 intervenciones de Cirugía Mayor con Ingreso (urgentes y programadas) que se han realizado en el hospital, por lo que, sólo considerando de riesgo a la mitad de estas intervenciones, podría suponer 151 Infecciones quirúrgicas evitadas".

 

Pero los beneficios no son sólo para el paciente, sino también para el propio sistema sanitario, ya que tal y como explica el especialista "un sencillo cálculo permite estimar también en centenares las infecciones quirúrgicas evitadas y en miles los días de estancia no consumidos, hasta sumar 1,4 millones de euros anuales en ahorro de los costes estimados en un hospital como el nuestro de tamaño medio".

 

Cinco áreas de intervención

Tras una exhaustiva valoración, los expertos decidieron actuar en 5 áreas: la profilaxis quirúrgica antibiótica correctamente aplicada, el uso de clorhexidina alcohólica al 2%, el cumplimiento de las normativas de retirada del vello, la aplicación efectiva de medidas de normotermia perioperatoria y la aplicación efectiva de medidas de normoglucemia perioperatoria. 

Así, los hospitales participantes en el estudio han constatado que las infecciones quirúrgicas se ven reducidas con esta medidas: el ajuste de las dosis de profilaxis antibiótica al peso, la edad, la obesidad y la hemodilución de cada paciente; la aplicación del antiséptico clorhexidina alcohólica al 2%; evitar la eliminación del vello a menos que sea necesario y, si lo fuera, hacerlo usando una cortadora eléctrica; monitorizando la temperatura del pacientes cada hora antes, durante y después de la cirugía manteniéndola siempre por encima de 35,5 grados; aplicando, si procede, calentadores de fluidos y cobertores de calor, y manteniendo la normoglucemia antes, durante y después de la intervención.

 

Mejoras futuras

A pesar de las mejorías logradas, el Hospital General Universitario de Elche quiere seguir mejorando en la aplicación de las medidas preventivas del Protocolo Infección Quirúrgica Zero, y pretende introducir en 2017 otras medidas adicionales que nos acerquen a ese objetivo deseado de las "infecciones Zero". 

 

Según el jefe de Medicina Preventiva,Juan Francisco Navarro, estas nuevas medidas preventivas consistirían en el uso de unos aplicadores específicos de clorhexidina alcohólica para la óptima antisepsia de la piel del paciente, en medidas de cambio de guantes quirúrgicos y en el uso de listas de verificación (check-list) de IQZ asociadas al cuestionario de seguridad que ya se usa en quirófano. 

 

Por otra parte, se prevé aplicar también durante 2017, una versión adaptada del Protocolo IQZ a la Cirugía Mayor Ambulatoria, realizada en la Unidad de Cirugía Sin Ingreso, que en 2016 intervino a otros 4.814 pacientes.

Compartir en Facebook Twittear Compartir en Google Plus Comparte este video en Linkedin
Patrocinador
Visualizaciones: 463