Inicio » Noticias » La Estrategia Regional de Cuidados Paliativos permitirá incorporar más dispositivos y nuevos profesionales para mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase terminal
La Estrategia Regional de Cuidados Paliativos permitirá incorporar más dispositivos y nuevos profesionales para mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase terminal
La Estrategia Regional de Cuidados Paliativos permitirá incorporar más dispositivos y nuevos profesionales para mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase terminal
Ya han comenzado a darse los primeros pasos para la implantación de esta Estrategia, con la incorporación de un profesional médico al que será el segundo equipo domiciliario-hospitalario del írea Alcázar-Tomelloso, que se completará a lo largo del primer trimestre del próximo año.
22-12-2016

La Estrategia Regional de Cuidados Paliativos de Castilla-La Mancha permitirá incorporar más dispositivos y nuevos profesionales para mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase avanzada/incurable y a sus familiares. Así, en el periodo que abarca los años 2017 y 2022, está prevista la creación de 23 camas más en unidades específicas de Cuidados Paliativos, 6 nuevos equipos domiciliarios y al menos un recurso específico de referencia de este tipo de cuidados para la población pediátrica.

 

El objetivo global de la Estrategia es mejorar la calidad de la atención que se presta al paciente en fase avanzada/incurable y a sus familiares, respetando sus valores y su derecho de autonomía, promoviendo para ello una respuesta integral, centrada en el paciente y sus necesidades, reorganizando y haciendo uso de los recursos actualmente existentes y consiguiendo una utilización más adecuada de los mismos en clave de eficiencia para que los cuidados se lleven a cabo en el momento y en el dispositivo adecuado y con los recursos necesarios.
La creación y puesta en marcha de esta Estrategia permitirá homogeneizar la atención en toda la Comunidad Autónoma, basada en una atención integral y centrada en la unidad paciente-familia y sus necesidades. Asimismo, se unificará la estructura y organización funcional de los servicios de Cuidados Paliativos en Castilla-La Mancha, incluyendo un cronograma de puesta en marcha a medio y largo plazo de nuevos recursos hasta alcanzar ratios correctos de asistencia que permitan asegurar una atención digna, eficiente y eficaz para el paciente paliativo.
Igualmente, se desarrollará un cuadro de mandos de indicadores que aporte información de todo el proceso asistencial en Cuidados Paliativos con el fin de asegurar que el paciente reciba un adecuado tratamiento del dolor, al igual que del resto de sus síntomas, así como que se le proporcione información completa y verdadera, respetando su derecho a no ser informado y garantizando, en todo caso, su derecho a la autonomía y su participación como protagonista y no como sujeto pasivo en la toma de decisiones de su proceso asistencial.

Creación de nuevos recursos e implementación

Con el fin de desarrollar de forma adecuada esta estrategia en Cuidados Paliativos se deben adecuar los recursos destinados a dicha actividad de forma que se garantice una atención de calidad y, al mismo tiempo, que sea proporcional, ofreciendo acceso a toda la población de Castilla-La Mancha independientemente de la zona de residencia.
En este sentido, y teniendo en cuenta las recomendaciones del Sistema Nacional de Salud y de las sociedades científicas, se establece la creación de 23 camas más en unidades específicas de Cuidados Paliativos (5 en Toledo, 2 en Villarrobledo, 4 en Alcázar y Tomelloso, 2 en Manzanares y Valdepeñas, 4 en Cuenca y 6 en Guadalajara).

Por otra parte, y con respecto a la necesidad de equipos domiciliarios, teniendo en cuenta que se orienta el domicilio del paciente como lugar preferente de atención, la necesidad de recursos es mucho mayor, por la dispersión de nuestra geografía. Así, el cronograma prevé la creación de 6 equipos domiciliarios: 1 equipo mixto en Alcázar y Tomelloso, otro en Manzanares y Valdepeñas, 2 equipos domiciliarios  en Toledo, 1 equipo mixto en Hellín y 1 equipo domiciliario en Almansa. Igualmente, contempla al menos un recurso específico de referencia de Cuidados Paliativos Pediátricos en toda la Comunidad.

Con la creación de estos recursos, Castilla-La Mancha cumpliría los estándares propuestos en el Sistema Nacional de Salud, lo que supondría un gran avance, al poder atender todo tipo de pacientes paliativos (oncológicos y no oncológicos), y de cualquier edad (incluidos los pediátricos),  con unos medios de calidad, tanto en el domicilio del paciente, como en el medio hospitalario, si las necesidades del paciente (o su familia ) así lo requieren, dando respuesta a las necesidades del paciente con unos recursos específicos de alta cualificación y experiencia, y de gran competencia en la atención al final la vida.

Alcázar, arranque de la Estrategia

Aunque el cronograma de implantación de la Estrategia establece el año 2017 como inicio de la misma, ya han comenzado a darse los primeros pasos con la incorporación de una profesional médico al que será el segundo equipo domiciliario-hospitalario del Área Alcázar-Tomelloso, que se completará a lo largo del primer trimestre del próximo año.

Y es que en el análisis previo a la elaboración de la Estrategia que ha hecho la coordinadora de la Red de Expertos de Paliativos sobre los recursos existentes, el área Alcázar-Tomelloso aparecía como “punto negro” ya que con un solo equipo domiciliario de Cuidados Paliativos debían atender a una población de unos 200.000 habitantes.
 
Al encuentro también han asistido el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero; la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor; la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo y el gerente de la Gerencia de Área Integrada de Alcázar de San Juan, Oscar Talavera.

Compartir en Facebook Twittear Compartir en Google Plus Comparte este video en Linkedin
Patrocinador
Visualizaciones: 2005